Aires acondicionados móviles
compactos, versátiles
y fáciles de instalar
para emergencias

Con siete depósitos situados estratégicamente por toda Francia, Polypoles satisface la mayoría de sus necesidades
de refrigeración de emergencia en todo el país alquilando más de 100 unidades de ACT 7, un modelo de Dantherm potente y de tamaño reducido.

Fundado en 1988, Polypoles es uno de los mayores especialistas de Francia en la comercialización y el alquiler de una enorme gama de equipos térmicos profesionales, como calefactores, aires acondicionados, deshumidificadores y otros productos industriales. La compañía cuenta con
marcas del grupo Dantherm en su cartera de productos desde hace muchos años.

«Nuestra línea de negocio principal es alquilar nuestros equipos a los clientes cuya instalación ha sufrido algún daño, pero también vendemos equipos, por ejemplo, a empresas de gestión que desean ampliar su propia reserva para tener una mayor seguridad», comenta Pierre Perrinet, administrador e hijo del fundador, y añade: «Las instalaciones están situadas en una gran variedad de áreas, desde edificios de oficinas industriales y salas de servidores hasta tiendas de venta al por menor, restaurantes y similares».

Desde sus inicios en 1988 en la famosa zona vinícola de Burdeos, Polypoles ha abierto sucursales estratégicamente situadas por todo el país y actualmente es uno de los mayores proveedores de equipos de alquiler y venta para profesionales. «De hecho, nuestros ingresos han crecido en más de un 800 % desde entonces», continúa orgulloso el Perrinet, que añade que su superficie de almacén ha superado recientemente los 4000 m2.

La mayor parte de su base de clientes utiliza el ACT 7 para refrigeración de emergencia. Los periodos de rotación varían entre una semana y un mes, de modo que es de vital importancia que estas unidades móviles puedan utilizarse de forma eficiente para evitar perder tiempo y dinero. 

«Siendo un equipo muy por debajo del tamaño medio del sector, el ACT 7 pasa fácilmente por puertas estrechas, cabe en la mayoría de los ascensores y en pequeños camiones y furgonetas. Además, cualquiera puede instalarlo, algunos incluso piden a los conductores del camión que lo hagan y no les supone ningún problema», afirma Perrinet cuando le piden que explique la versatilidad de la unidad de una forma más comprensible. 

«A menudo, el aire que necesitamos extraer de nuestra habitación debe trasladarse muchos metros. Esto se suele hacer con un conducto. La longitud máxima de los conductos de un aire acondicionado suele rondar los 5 metros. El ACT 7 ofrece hasta 30 metros. Y ni siquiera necesita un conducto de evacuación: solo requiere una conexión de manguera de agua/glicol entre la unidad interior y la exterior», concluye.

Más información sobre el ACT 7

Visite el sitio web de Polypoles